Skip to content

El confinamiento llevó a un máximo histórico el tiempo dedicado a la lectura

Los lectores frecuentes y el tiempo dedicado a la lectura marcó un máximo histórico durante el confinamiento, pero lo más positivo es que una parte significativa de esos datos se mantuvo a lo largo del año, según ha desvelado este viernes el Barómetro de Hábitos de Lectura y Compra de Libros de 2020.

El informe, elaborado por la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE) y el Ministerio de Cultura, tiene luces y sombras: suben las personas que leen en su tiempo libre -mayores de 14 años que leen semanalmente- pero el computo total se sitúa en 68,5 %, solo 0,3 más que en 2019.

 

El número de lectores frecuentes se calcula sumando quienes leen en tiempo libre y quienes lo hacen por motivos de trabajo o estudios. Los primeros suben en el año de la pandemia aupados por el confinamientos, pero los segundos caen significativamente del 27,5 % al 23,1%, de ahí que el aumento no luzca.

Los datos analizados antes, durante y después de la pandemia arrojan varias conclusiones: la primera de ellas es que el hábito de lectura mejoró tras el confinamiento, antes la media de horas de lectura era de casi siete horas a la semana, durante los meses de cuarentena subió a 8 horas y media y tras el verano se instaló en 7 y media, media hora más que en 2019.

La segunda es que la lectura fue un bálsamo para quienes recurrieron a ella durante los peores meses de 2020. Según la mayoría de los encuestados, leer libros les ayudó a sobrellevar los peores meses de pandemia.

Pese a estos datos positivos, sigue habiendo una gran número de personas que no tocan ni un libro a lo largo del año: un 36 por ciento, una cifra alta que no se corresponde con la potencia literaria que es España.

Llegir més: https://www.levante-emv.com/cultura/2021/02/26/confinamiento-llevo-maximo-historico-tiempo-35751387.html